Compra tu sociedad limitada o anónima en
1 hora
1.375 €+IVA
Ahorra otros 100 euros si nos dejas elegir la sociedad
PRECIO FINAL TODO INCLUIDO: 1.275 € + IVA

Origen y Filosofia

Ramón Cerdá con la Caja Roja, símbolo del servicio

 

Ramón Cerdá, impulsor del servicio de Sociedades Urgentes.


Con la Caja Roja, símbolo de nuestro producto.

 

 

 

 

 


Nuestro sistema mercantil (cuando digo nuestros, me refiero al sistema mercantil español) no puede decirse que sea ágil, como tampoco lo ha sido nunca el resto de la administración. Para la constitución de una sociedad se necesitan numerosos trámites en distintos organismos. Organismos que no suelen estar coordinados y que además no siempre tienen grandes ánimos de colaboración; bien por falta de personal; bien por falta de conocimientos a veces; bien por problemas puntuales de sobrecarga de trabajo (legalización de libros o cuentas anuales en el caso de los Registros Mercantiles, o periodos de renta o IVA en el caso de Hacienda pueden ser dos ejemplos).


Todo ello hace que con independencia de la «propaganda política» que inculca al ciudadano una agilidad de la administración que en realidad no existe, o al menos no de la manera que se nos dice, en verdad todo es más lento de lo prometido y algunos trámites se hacen verdaderamente engorrosos e interminables.


De esta situación enquistada nació realmente nuestra idea de desarrollar un servicio que evitara a nuestros clientes pasar por todas estas penurias. ¿Cómo conseguirlo? Evidentemente nosotros no íbamos a tardar menos tiempo que el ciudadano medio en constituir una sociedad; eso era algo que teníamos claro desde el principio y nunca hicimos nada por luchar contra lo que no cabe luchar. Pero había una solución, y era hacernos cargo con tiempo suficiente de todos los trámites creando lo que no existía (o al menos no al nivel comercial que nosotros lo realizamos); un auténtico BANCO DE SOCIEDADES con empresas ya creadas a la espera de que alguien las necesitase y pudiese activarlas en menos de 24 horas (actualmente en Solo una Hora). Nosotros invertimos nuestro tiempo, capital y conocimientos de forma anticipada sin que los clientes tengan que hacerlo por su cuenta. Auténticas Sociedades Rápidas a disposición de nuestros clientes.


Así empezó todo y esa sigue siendo nuestra prioridad: AGILIZAR DE FORMA ARTIFICIAL PERO EFECTIVA LA MAQUINARIA DE LA ADMINISTRACIÓN EN BENEFICIO DEL CLIENTE FINAL.


En ningún caso buscamos perjudicar a la Administración sino más bien todo lo contrario porque en nosotros tienen un evidente aliado que suaviza sus relaciones con los que deberían de considerar sus «clientes» en el mejor sentido del término.


¿A quien le apetece esperar 45 o 60 días en tener una sociedad plenamente operativa cuando tiene un negocio que empezar de inmediato? Hay veces que es posible esperar y solo es cuestión de paciencia, pero ¿qué decir de cuando el negocio es para hoy y si no se hace se ha perdido? Con nuestro servicio damos la posibilidad de disponer de sociedades inmediatamente para realizar ese negocio inesperado y no dejar que se pierda o que lo haga otro.


Con el tiempo y con la confianza adquirida de nuestros clientes en el servicio, fueron ellos mismos quienes le dieron otras aplicaciones. Aplicaciones totalmente legítimas en las que sinceramente ni siquiera habíamos pensado nosotros inicialmente. Fueron nuestros clientes quienes nos hicieron ver que con nuestras sociedades podían mantener la confidencialidad en la titularidad de los componentes de la sociedad. ¿Cuántas veces es eso necesario o al menos conveniente? En infinidad de ocasiones, por temas familiares, comerciales o de otro tipo, y siempre dentro de la más estricta legalidad. No hablamos de blanqueo de capitales ni de estafas, sino de un derecho totalmente legítimo en nuestro sistema jurídico que entiende que las compraventas de participaciones y/o acciones no son actos inscribibles (salvo casos de unipersonalidad).


Nuestro servicio ha ido evolucionando con el tiempo de la mano de las sugerencias de nuestros clientes, gracias a los cuales ahora disponemos de la mayor gama de sociedades del mercado y de las mejores opciones y flexibilidad de servicio.


El que quiera ver en nuestro servicio algo ilegítimo, amoral o enrevesado, sin duda seguirá teniendo la misma opinión después de conocer nuestra FILOSOFIA DE SERVICIO, pero nosotros seguiremos teniendo la plena satisfacción de poder ofrecerles a nuestros clientes lo que realmente necesitan. Claro que el propio Gobierno parece que ya ha visto como algo mucho más normalizado nuestra actividad y de hecho la ha reglamentado en el RD 1/2010, lo cual sin duda es un avance importante en la legitimación de nuestro servicio y debería de abrirles los ojos a quienes todavía lo interpretan como algo ilícito, cosa que nunca entenderé.

Gracias por todo.

 

Ramón Cerdá

 

 

 

Háganos llegar sus sugerencias

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

V - 1505